Así actúan los reyes del ahorro

Así actúan los reyes del ahorro

La única noción de que “ser ricos” significa verdaderamente tener dinero es ser financieramente independientes y tener los ahorros suficientes de los que depender. Pero, por supuesto, la independencia financiera no es lo mismo que ser rico (en el sentido comúnmente conocido). Aunque, no tener que depender cada mes de tu nómina pude hacer sentirte como un rico. Confiar en tus ahorros es lo que necesitas para convertirte en rico, independientemente de cómo quieras definir su significado. Estos son algunos consejos para gastar menos, ahorrar más y obtener los beneficios:

1. Fijarse objetivos. En tiempos como los que vive Venezuela, puede ser difícil ahorrar, pero cuando de alcanzar objetivos se trata, apretarse el cinturón y guardar algo de dinero debe ser una de nuestras prioridades. Por ejemplo, si tu idea es trabajar con el objetivo de recaudar el dinero necesario para viajar durante un año, tendrás que hacerte un estricto plan de ahorro a largo plazo. Puede que cueste dejar atrás algunos gastos, pero es importante pensar en la recompensa final.

2. Controla los gastos mensuales. Dedica diez minutos a revisar los gastos recientes de tarjeta de crédito. Busca todos esos gastos mensuales que se puedan eliminar. También dedica tiempo a comparar todas las tarifas de las diferentes compañías de Internet o telefonía móvil.

3. Ponte a prueba y sométete a un período de no comprar nada. ¿Eres capaz de estar seis meses o un año sin comprar ningún capricho?

4. Sustituye los restaurantes por tu cocina. Sé el anfitrión de la cena en lugar de gastar una cantidad de bolívares por comer en un restaurante.

5. No pagues por entretenerte. Hay un montón de maneras de pasar el tiempo libre sin necesidad de abrir tu billetera: visitar museos, hacer deporte en los parques…usa tu creatividad y lo que tengas a la mano.

6. Alcanza el siguiente nivel del DIY (Do it yourself). Conviértete en tu propio chef, personal de mantenimiento, peluquero… La mayoría de las cosas por las que la gente paga, son cosas que podrían hacer ellos mismos. Internet está lleno de buenos tutoriales.

7. Planifica con antelación. Cuando planificas con tiempo, evitas tener que gastar dinero en solucionar un problema no previsto. Por ejemplo, organizar las comidas de una semana puede ayudarte a no caer en la tentación de comer fuera de casa.

8. Horas extra o un trabajo extra. Al asumir trabajos extra o conseguir hacer una actividad adicional por la que te paguen, puedes aumentar tus ingresos y ahorrar más dinero.

9. Mantener bajo control el aumento de ingresos. Cuando tus ingresos aumentan, podrás tener la tentación de mejorar tu estilo de vida y gastar más. Si aún no es el momento para ello, intenta resistir.